Zonas de actuación

Tharaka | Tangulbei | Abakuria

La Fundación Kirira trabaja con comunidades muy diversas que tienen en común una alta tasa de prevalencia de prácticas tradicionales nocivas, especialmente de mutilación genital femenina. Cuando una menor está en riesgo de sufrir estás prácticas, su educación y su futuro se ven en peligro. A la mayoría de estas jóvenes se les niega el derecho a asistir a la escuela y en muchos casos se las somete a un matrimonio forzado, con todos los riesgos de salud que supone. En estas comunidades existe una infravaloración tradicional de la figura de la mujer y de la niña que, junto a las recientes presiones sociales, sanitarias y económicas, generan una situación de extrema vulnerabilidad donde las menores son forzadas a realizar estas prácticas a cambio de dinero (la dote). 

Para seguir garantizando la calidad de vida de los más vulnerables es necesario tomar decisiones y acciones directas que protejan aquellos en riesgo de sufrir la peor parte de estas crisis, empezando por garantizar la integridad, protección, servicios básicos y el acceso a la educación de estos. Es importante destacar que no trabajamos con cooperantes en terreno sino que el 100% de nuestros trabajadores son personas de la comunidad local. Actualmente trabajamos en tres zonas rurales aisladas de la República de Kenia

Tharaka, Kitui County (Kenia)

Comenzamos a realizar intervenciones en esta área en el año 2007 y actualmente colaboramos con...

0
Aumnos/as
0
Escuelas (408 docentes)
0
Dormitorios rescate
0
Grupos de microcréditos (192 mujeres)

Tharaka, ubicada a más de 200 km de Nairobi en el Condado de Kitui, limita con los condados de Meru al norte, Kitui al sureste y Embu al suroeste. La región experimenta un clima semiárido con precipitaciones estacionales, pero el cambio climático ha aumentado la frecuencia de sequías, afectando la agricultura y la ganadería. Las actividades económicas han evolucionado de la caza y comercio a la agricultura de subsistencia y pastoreo, con habilidades en talla de madera, cestería y alfarería.

La población predominante es Kamba, pero también hay una pequeña comunidad Tharaka, beneficiaria de intervenciones. Los Tharaka residen en Tharaka-Nithi y su lengua es Kiitharaka. La separación geográfica de una parte de los Tharaka en Kitui, separados por el río Tana, implica que están en un área dominada por la cultura y lengua Kamba. La falta de infraestructura, como puentes, los aísla socialmente, afectando la calidad de vida al carecer de servicios básicos cercanos.

La estructura social se basa en clanes, arraigada en fuertes tradiciones, incluida la circuncisión. Aunque la prevalencia de mutilación genital femenina (MGF) ha disminuido, aún persisten casos, agravados por condiciones de vida precarias y la escasez de recursos básicos. La pobreza en la región se ve exacerbada por la falta de acceso a agua, vivienda y alimentos, lo que destaca la importancia de las intervenciones de la Fundación Kirira desde 2007.

Tangulbei, Baringo County

Los primeros proyectos en la comunidad Pokot comenzaron en el año 2010. Actualmente contamos con...

0
Aumnos/as
0
Escuelas (214 docentes)
0
Dormitorio rescate
0
Grupo de microcréditos (18 mujeres)

A más de 300 km de distancia de la capital, se encuentra la región de Tangulbei en el condado de Baringo. En esta zona vive la comunidad Pokot, un grupo étnico procedente de los Kalenjin, hablan el idioma Pokot. Aproximadamente la mitad de los pokot son semi-nómadas, semi-pastoralistas y dependen principalmente de sus productos ganaderos para su sustento. El cambio climático está alargando los meses secos en esta zona, potenciando la sequía y provocando la muerte del ganado y la escasez de alimento. El gobierno reparte comida en esta zona debido a su extrema vulnerabilidad.

Los Pokot tienen una cultura rica y vibrante, que incluye ritos tradicionales como la ceremonia de la lluvia, que se lleva a cabo para pedir lluvia y una buena cosecha. La música y la danza también son importantes en la cultura Pokot, con diferentes bailes y canciones para ocasiones especiales como bodas y funerales. Las ceremonias principales entre los Pokot marcan transiciones en la vida social de individuos y comunidades. A pesar de su rica cultura, los Pokot enfrentan desafíos significativos en especial en relación con la violencia que tradicionalmente se practica a las niñas y mujeres en la comunidad, algunos de estos ritos incluyen celebraciones sociales como la circuncisión masculina y femenina (aquí se práctica el tipo II y III de mutilación, la infibulación, es decir el más agresivo que existe) o el matrimonio de conveniencia bajo una dote (cabras o vacas). Además, la pobreza, la falta de acceso a servicios básicos como agua potable y atención médica son problemas muy comunes que lastran el desarrollo de esta zona. Durante años, la región no ha conocido la paz debido a la escasez de agua y la limitación de pastos, lo que ha provocado conflictos intratribales, especialmente con los vecinos Samburu y Turkana, por lo que no es raro encontrar esta región confinada con el ejército a las puertas del único camino de entrada.

Abakuria, Migori County

Comenzamos a trabajar con la comunidad Kuria en el año 2016 debido al alto índice de MGF y violencia. Actualmente colaboramos con...

0
Aumnos/as
0
Escuelas (217 docentes)
0
Dormitorio rescate
0
Grupos de microcréditos (183 mujeres)

A 320 km de distancia de Nairobi, encontramos la región de Kuria, territorio fronterizo con Tanzania. Los Kuria pertenecen al grupo lingüístico bantú y están estrechamente relacionados con las comunidades Abalogoli y Kisii. Son una comunidad muy grande y mezclada con los vecinos pueblos tanzanos. Tradicionalmente son una comunidad de pastores y agricultores. Están localizados cerca del Masaii Mara, por lo que existe algo de turismo en la zona. Gracias a las constantes precipitaciones disfrutan de suelos ricos y gran variedad de plantaciones, como frutales y verduras. Como muchos otros grupos étnicos de Kenia, los Kuria basan su organización social en la unidad familiar y clanes de ancianos Todos los miembros de la comunidad tienen su origen en un ancestro masculino común.

Es una comunidad aferrada a sus costumbres, en concreto como formas estructurales de violencia basada en el género (VBG) destacan la mutilación genital femenina (MGF), el matrimonio infantil y/o forzoso, la poligamia, los delitos cometidos por motivos de “honor” y la violencia por causa de la dote. consistente en la resección parcial o total de los genitales externos femeninos, así como otras lesiones de los órganos genitales femeninos por motivos no médicos.

Debido a esta tremenda costumbre hay muchas niñas que escapan a colegios en donde se refugian. Generalmente el clan de ancianos Kuria deciden qué año se realiza mutilaciones y que años no, coincidiendo con el mes de diciembre, cuando el riesgo y la inseguridad reinan en la zona por más de 30 días. Esto se realiza culturalmente como parte de la vida de las niñas y jóvenes. Cuando una de ellas se niega a ser sometida a esta práctica, se produce un rechazo inmediato de la comunidad e incluso de la familia, viéndose obligadas a huir.

Inicio
AÑO 2007

Zona de intervención
KENIA

Población beneficiaria
94.638

Inversión
331.533€

Puedes colaborar con nosotros mediante transferencia a través de las siguientes cuentas bancarias.

Banco Santander: ES39 0075 0176 57 0600184253
CaixaBank: ES91 2100 8185 5913 0025 4560

Bizum Fundación Kirira

O a través del bizum solidario con el código 33556

Contacto

C/ Juan Pablo II, nº1 1ºA 13700 Tomelloso (C-Real)